O minis

Miniaturas, figuras… creación.

Demolisher blindado

Un par de pequeños trucos para reforzar el blindaje de un tanque Leman Russ y convertirlo en un verdadero tanque “rompelíneas”.

Esta modificación está basada en el Leman Russ, al que se le ha reemplazado en la torreta el cañón de batalla por un cañón Demolisher y se le ha añadido blindaje adicional a partir de plasticard y piezas de plomo.

En primer lugar, he cubierto la parte superior del cadenado con plasticard para cubrir las orugas y dar sensación de mayor robustez. Para proporcionarle más detalle he incorporado en la estructura del chasis dos reflectores. Cubrir la estructura con plasticard es fácil: al ser una estructura recta con dos ángulos solo hay que tomar las medidas; eso sí, recomiendo hacer primero una plantilla en papel para comprobar que las medidas sean correctas. Una vez comprobadas las medidas con la plantilla de papel, paso a cortar el tamaño necesario en plasticard. Para hacer los ángulos no hace falta partir tres trozos: parto de una única tira de plasticard y, por donde se vaya a doblar, hago unas muescas para que el plástico ceda sin dificultad pero sin llegar a cortarlo. Para hacer las muescas hay que pasar la cuchilla por la parte no cortante con suavidad: esto hará un surco pero sin llegar a cortar completamente.
Para los reflectores, como el modelo antiguo el cuerpo venía en dos partes y el frontal aparte, sólo hay que cortar los laterales por la mitad siguiendo el plano horizontal dos terceras partes; después se acaba el corte siguiendo el ángulo del chasis.
Para la torreta he utilizado dos piezas de plomo de los afustes laterales del antiguo predator (modelos MK II y III), una pieza derecha y otra izquierda. Con la ayuda de una sierra de fontanero y unos alicates para aguantar la pieza, las he cortado en el plano vertical para que la pieza se ajuste a la base del cañón Demolisher. El trozo sobrante lo he utilizado para blindar la parte posterior de la torreta.
Un par de tomas generales del aspecto del tanque reforzado.
Y ahora un par de ideas: ¿os habéis fijado en la forma de las nuevas cajas de “Juanolas”? su forma romboidal recuerdan al diseño de los tanques de la I Guerra Mundial (estética que siguen los tanques de la Guardia Imperial). No digo que nos sirvan para hacer tanques, pero sí para mecanizar plataformas de armas pesadas si las rodeamos de cadenas. (los más veteranos recordarán las plataformas “Tarántula”, “Thudd Gunn” o el “Rappier”). Además su anchura es prácticamente la misma que los laterales de un Leman Russ.
Otra sugerencia: podemos utilizar los cuerpos de los Rough Raiders de Attila como tripulación de tanque; sólo hay que añadirles un brazo en lugar de la lanza, aunque… ¿realmente es necesario? XD La imagen de un tanque avanzando imparable con un mongol loco saliendo por la escotilla con una lanza es “perturbadora”. Bueno, si queremos hacer un oficial más convencional siempre podemos añadirle el brazo del oficial de cadia con la pistola láser de la nueva matriz de plástico. Sólo hay que añadirle con masilla la forma de un guante. Para hacerlo sólo hay que hacer dos pequeñas tiras del grosor del guante (medio brazo), poner cada tira por cada lado y unirlas con cuidado en el extremo inferior; esto ya le dará la apariencia de guante holgado.
21 enero, 2008, por Kayl Blackwulfen

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies