O minis

Miniaturas, figuras… creación.

Tanque Levitador

Idea, montaje y textos de Javier Soravilla Allende

Los ingredientes

Ingrediente secreto(?) nº1: El Land Raider Mk III de Games Workshop. Creo que no necesita más presentación.
Ingrediente básico nº 2: El Leopard 2 A5 de Tamiya. El tanque cumple dos requisitos fundamentales: Es moderno y tiene unas líneas básicas sencillas.
Alternativas al Leopard podrían ser el Merkava Israelí o el más reciente Leclerc francés. Personalmente opino que éste último tiene muchas posibilidades. Estas maquetas no son precisamente baratas, pero su calidad bien lo vale. No como otras(NOTA DEL MAQUETADOR: el autor se refiere a la mayoría de maquetas de GW, igual de caras que las de Tamiya pero con un nivel de detalle y acabado muy inferior)
Ingrediente secreto nº 3: Mucho, mucho Evergreen. Para los no iniciados, Evergreen es una popular marca especializada en perfiles de plástico para maquetismo (tubos, láminas, varillas, etc.) en una amplia variedad de formas y grosores. Son extremadamente útiles y pueden encontrarse en cualquier tienda de maquetismo que se precie. Eso sí, no son precisamente baratos. Una alternativa barata para obtener lámina de plástico es emplear tapas de detergente (en la foto Dixan Ultralimpio).

Pintura:

  • Color base: Aerógrafo. Pintura acrílica Tamiya para aerógrafo.
  • Sombras: Pastel pulverizado aplicado con pincel duro.
  • Luces: Pincel seco de esmalte Tamiya.
  • Barnizado: Barniz sintético mate Titan (Titanlux), diluido al 50% con disolvente Tamiya y aplicado con aerógrafo.
  • Accesorios y pilotos: Pinturas acrílicas Citadel.

En los esquemas de color monocromos (como es el caso) es MUY importante dar un fuerte contraste al juego de luces y sombras. Con ello daremos volumen a la figura.

Los accesorios (y en especial, los pilotos) se pintan en colores diferentes para romper la atonía, aunque sin caer en estridencias (los marines azules hubieran quedado horribles).

El efecto chamuscado de las toberas laterales se logró mediante pincel seco negro con pasteles. El acabado es un poco tosco (le falta uniformidad), aunque diré en mi defensa que era la primera vez que empleaba pasteles.

El barnizado es MUY importante, ya que la pintura aplicada con aerógrafo se mancha con facilidad (¡cuidado con el sudor!) y los pasteles se van con mucha facilidad (basta con pasar el dedo).

El pastel permite resultados espectaculares, y es la técnica que emplean algunos de los principales maquetistas militares. Como es delicado, el orden habitual de pintado es: Color base – Luces – Sombras (pastel) – barnizado.

¡No barnicéis pasteles con pincel! ¡Se os correrá! O_0′

¡Y ventilad bien cuando trabajéis con aerógrafo!

Montaje:

Lás góndolas laterales son torretas de un tanque Panther Alemán. Obviamente, estas piezas no son fáciles de conseguir, a no ser que te compres dos maquetas de Panther ^_^. Un tío con recursos solucionará el problema escarbando un poco entre juguetes antiguos o yendo a un mercadillo de 2ª mano.
Los impulsores principales son tapones de After-Shave Williams, convenientemente decorados. El cuerpo ubicado entre ambas toberas es un chasis del antiguo Rhino.
Sin comentarios… ^_^’
*Sigh* Mi asignatura pendiente. Se me hizo tarde para presentarlo a la Golden Demon y no tuve tiempo de hacerle los interiores. En el lateral derecho aproveché el motor del Land Raider.
El lado izquierdo también contiene interiores trabajados.
La articulación está hecha con tubo y varilla Evergreen. ¡Y es muy sencilla de hacer! Eso sí, es frágil. Yo mismo me la cargué un par de veces X_x.
El frontal del Land Raider, encaja muy bien en el chasis del Leopard. Únicamente hay que cerrarle los laterales. La pieza justo detrás de la cabina es el colector trasero de los tubos de escape del Land Raider.
Fue necesario perforar el chasis del Leopard para poder asentar los bólters. Los faros son los apuntadores de las barquillas láser.
En este tipo de transformaciones es importante cuidar tanto el frontal como la parte posterior. Al fin y al cabo, en una partida, lo que más le ves a tus propias tropas es el culo 😉
La parte más compleja de la maqueta es, indiscutiblemente, el cerramiento de los espacios dejados entre el lateral del Land Raider y el cuerpo principal del tanque (Quién me mandaría hacerlos inclinados…^_^)
Hacer estos cerramientos requiere cierta habilidad en Scratch Build y unas cuantas -muchas- horas de trabajo. Para facilitarme el trabajo, utilicé patrones de papel que fui recortando y modificando hasta encontrar el encaje adecuado.

El tema requiere paciencia, y si no, véase la complejidad de encaje del cierre frontal superior (el triángulo).

Una vez hechos los moldes, evergreen, algo de masilla, lija y mucha paciencia.

El cierre inferior es sencillo, ya que no se ve.
La parte frontal inferior tampoco tiene demasiado secreto, aunque fue algo puñetera de cerrar por culpa de los bujes de las ruedas del Leopard.
La torreta esta construida sobre la torreta invertida del Leopard. Los cañones son los tubos de escape del propio Land Raider.
Los cañones se realizarón a partir de los tubos de escape del Land Raider alargados con tubo Evergreen. Los quemadores piloto están hechos a partir de cable eléctrico, más Evergreen y piezas del propio Leopard.
El visor frontal lo hice a partir de piezas del propio Leopard y algo de Scratch-build. El visor lateral (a la derecha en la foto) está hecho a partir del buje del cañón del Leopard.
Para permitir que la torreta gire y sea desmontable, le instalé un sistema de giro aprovechando un brazo de suspensión del Leopard y su Polycap correspondiente. Es muy importante que el eje de rotación quede muy bien nivelado, o de lo contrario la torreta quedará torcida, y eso es MUY antiestético.
Una comparativa de tamaños. Creo que sobran comentarios.
El agujero del cañon se disimuló con un poco de Scratch-build y unos cuantos remaches. El radar es una pieza de Tente (esto se lo dedico al autor del blog)

Los remaches son un elemento decorativo muy eficaz cuando se trata de vehículos, aunque no se debe abusar de ellos. De lo contrario, parecerá que nuestro tanque es de la guerra del 14 (léase Guardia Imperial).

Para hacer remaches existen herramientas específicas, aunque son caras y sólo se venden en tiendas especializadas. Permiten hacer remaches y tornillos a partir de láminas de Evergreen.

Consejos Finales:

No soy muy bueno con ellos, pero he aquí algunos:

  • Busca maquetas que su nivel de detalle sea compatible.
  • No se trata de amontonar piezas, sino de integrarlas.
  • Paciencia. Estas cosas no se hacen en dos semanas.
  • Nunca desanimarse con la pintura. Una figura mal pintada puede ser fea. Una miniatura sin pintar SIEMPRE es fea.
  • Cuida las herramientas. Pincel hecho polvo = pintado mediocre.
  • ¡Imaginación al poder! Las reglas se hacen después.
  • Yo nunca dejaría ir a mis tropas en un tanque de color azul 😉
26 diciembre, 2005, por Kayl Blackwulfen

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies