O minis

Miniaturas, figuras… creación.

Zoantropos y Minas Espora

En este artículo muestro como hacer una unidad de Zoantropos en un ejército de Tiránidos a partir de los cuerpos de las gárgolas tiránidas utilizadas en el anterior artículo. Adicionalmente utilizo cabezas de guerreros tiránidos y masilla.
Para el cuerpo aprovecho el cuerpo de las tres gárgolas que tengan la cola más enroscada hacia dentro para poder utilizar la curvatura de la cola como base para el anclaje de la peana.
A continuación, para conseguir que tenga más envergadura el cuerpo del zoantropo cojo otros tres cuerpos de gárgola y les corto la cola. La cola las aprovecharé después para hacer minas esporas, .
Los zoantropos tienen sus seis miembros atrofiados porque se basan en su potencial psíquico; para representar sus cortas extremidades utilizo los restos de las alas que utilicé en el anterior artículo de las arpías. Estos restos tienen un pequeño apéndice rematado en una garra, con lo que retiro la membrana del ala para quedarme solo con la extremidad.
Una vez tenemos preparadas las piezas, empezamos el montaje: montamos el cuerpo sin cola sobre el cuello del anterior cuerpo ligeramente inclinado sobre sí, para darle una forma semi-fetal,  y pegamos las extremidades cortadas sobre los huecos de brazos y alas.
Para acabar el cuerpo enmasillamos los huecos. Para darle un poco de textura, con una lanceta para modelar voy haciendo muescas para simular tejido orgánico.
Ahora preparamos el anclaje para las peanas: como las colas son muy finas, voy a preparar un refuerzo para el anclaje en la peana. Primero taladro las colas con la broca más fina posible para poder anclar la figura con la varilla más fina posible.

The Army Painter y otras marcas tienen sets de “Drill Bits” con brocas y varillas metálicas del mismo diámetro para tareas como esta.

Para que la varilla no quede suelta en la peana, cojo restos para hacer algo escenográfico, como el cadáver de un marine o el caparazón de un antiguo termagante.

A continuación empiezo con la cabeza. Utilizo tres cabezas de guerreros tiránidos: en la caja vienen seis cabezas para tres cuerpos, con lo que me sobran justo las tres que necesito. Para aumentar el cerebro utilizo masilla para prolongar el cráneo.

Una vez esté medio seco, hago fragmentos de masilla largos y finos para esculpir los surcos cerebrales: los voy fijando sobre la base del cráneo creando circunvalaciones intentando mantener cierta simetría.

Montaje provisional de los cuerpos, cabezas y peanas.
Las colas que han sobrado las aprovecho para hacer minas esporas. Corto el rostro de las cabezas de gárgolas que también sobraron para hacer una base donde pegar las colas.

Con masilla relleno los huecos y esculpo tentáculos para disimular el cuello.

1 marzo, 2016, por Kayl Blackwulfen

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies